Música mormona

Música Mormona

mormon-choirLos miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia Mormona) han aprendido que la música, como muchas otras cosas en este mundo, puede ser utilizada para bien o para mal. La Primera Presidencia ha dicho lo siguiente en cuanto a la música:

A través de la música, la habilidad del hombre a expresarse se extiende más allá de los límites del idioma hablado in sutileza y poder. La música se puede utilizar para exaltar e inspirar o para llevar mensajes de degradación y destrucción. Por eso es importante que como Santos de los Últimos Días apliquemos siempre los principios del evangelio y busquemos la guía del Espíritu al seleccionar la música con la que nos rodeemos (de Boyd K. Packer, “Música Inspiradora—Pensamientos Dignos,” Ensign, Jan. 1974, 25).

La música y el ganar talentos musicales son parte de las creencias de los Santos de los Últimos Días. Los líderes de la Iglesia animan a los padres a incluir una formación musical en la vida de sus hijos. A los miembros se les anima a buscar música edificante porque Cristo ha dicho: “mi alma se deleita en el canto del corazón; sí, la canción de los justos es una oración para mí, y será contestada con una bendición sobre su cabeza.” (Doctrina y Convenios 25:12) Se anima a los miembros a que utilicen la buena música para controlar pensamientos no deseados o degradantes.

La creencia de Iglesia en la fortaleza de la buena música se puede ver a lo largo de su historia. La Iglesia tiene un departamento de música y el famoso Coro del Tabernáculo Mormón ha sido parte de la Iglesia desde 1847, pero la música siempre ha sido parte de la Iglesia desde sus primeros días. Se animaba a los miembros en Nueva York, Ohio, Missouri e Illinois a formar coros que proveerían bella música para ocasiones religiosas. Recientemente la Primera Presidencia ha dicho:

La música es una parte esencial de nuestras reuniones de la Iglesia. Los himnos invitan la presencia del Espíritu del Señor, inducen a la reverencia, nos ayudan a sentirnos más unidos y nos dan la oportunidad de alabar al Señor. El canto de los himnos muchas veces es en sí un elocuente sermón. Los himnos nos instan a arrepentirnos y a hacer buenas obras, fortalecen nuestro testimonio y nuestra fe, nos consuelan cuando nos sentimos tristes o desesperanzados y nos inspiran a perseverar hasta el fin (de la introducción a Himnos, 1992).

Aparte del himnario y el Coro del Tabernáculo Mormón, hay cientos de miembros de la Iglesia que escriben música inspiradora que está disponible a los demás por medio de CD, música impresa y a veces a través de las revistas de la Iglesia.

Derechos de autor © 2016 Religión Mormona. Todos los derechos reservados.
Este sitio web no es propiedad ni está afiliada a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (algunas veces llamada la Iglesia Mormona o Iglesia SUD). Las opiniones aquí expresadas no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Las opiniones expresadas por los usuarios individuales son de responsabilidad de los usuarios y no representan necesariamente la posición de la Iglesia. Para visitar las páginas oficiales de la Iglesia, sírvase visitar LDS.org o Mormon.org.